💌 ¡Envío a todo el mundo! Envío GRATIS en compras + $100 🌍

Verde que te quiero verde

“Verde, que te quiero verde” bien lo dijo Federico García Lorca en su poema “Romance sonámbulo”. Para mí es más que solo una frase, es una expresión y un sentir.

Durante este año de pandemia que llevamos en Centroamérica, con el paso de los meses en encierro, mi cuerpo empezó a gritarme que quería ver, respirar, llenarse, revolcarse en verde, adentrarme en la naturaleza y si es posible no salir nunca más, ¿Te ha pasado?

Pues bueno, gracias a que con el paso de los meses y el manejo que ha tenido el país sobre la pandemia, en Agosto del 2020 pude tomar unas cortas vacaciones en medio de la montaña.

Super emocionada de volver a una de mis zonas favoritas de Costa Rica, conocida como la zona de los Santos, Santa María de Dota, famosa por tener el mejor café de Costa Rica, aunque creo que todo el café que se consume y se produce en el país, es muuuuy bueno.

Lo mejor de todo es que es muy fácil llegar en autobus y muy cerca si estás en San José. Yo vivo en Heredia y fue un viaje en carro de hora y media, tardamos un poco más pero por hacer una parada obligatoria a los restaurantes de comida típica de la zona para almorzar, donde la comida es increíble, con un muy buen protocolo (recorda el alcohol en gel, la mascarilla y lavarse las manos son nuestros grandes mejores amigos), precios super accesibles, el clima y la vista hacia las montañas, son la mejor parte.

Fueron tres días de estar desconectada del teléfono, donde despertaba en una cabaña en medio del silencio, solo se escuchaba la lluvia y los pajaritos, cuando salía un poco el sol. En medio de un temporal que trajo mucha lluvia, frío y niebla, haciendo su magia sobre los miles de tonos de verde que tiene esta maravillosa zona.

Catarata en Santa María de Dota, Costa Rica Tennis blancas sobre suelo de hojas secas mojadas en Santa María de Dota, Costa Rica 

Pasé mis días llenando mi sed de verde, tomando café, caminando por senderos, respirando aire puro de la montaña, contemplando la lluvia, la catarata y la vegetación, justo lo que necesitaba para recargar mis baterias y limpiar la energía, nada mejor que la naturaleza, en ella siempre hay respuestas.

Así que si tu cuerpo te pide Verde, dale Verde, que la naturaleza es sabia y todo lo cura y acá en Costa Rica hay muuucha biodiversidad para abrazar.

P.D: Si vas al siguiente link vas a ver una noticia que me tiene muy feliz y es que en Costa Rica se crean parques naturales urbanos: un baño de bosque para recuperar la ciudad y mejorar la salud.

¡Nos vemos pronto!

Rebe

Hombre en mirador contraluz en cielo nublado en Santa María de Dota, Costa Rica Plantas en sendero en Santa María de Dota, Costa Rica

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados